A veces las oportunidades aparecen donde menos te lo esperas.

En febrero de 2020, antes del confinamiento, en la sección de yogures del supermercado del pueblo de al lado, sí, nos acordamos perfectamente por el fresquito, nos encontramos a una buena amiga y emprendedora rural. Ella fue la que nos dio el empujón que necesitábamos para dar un paso más y algo que nos había rondado durante mucho tiempo por la cabeza empezara a ser algo más. Empezamos a investigar y a movernos sin saber muy bien que era lo que íbamos a hacer. Y llegó el Covid, y se paró el mundo, y nosotras aprovechamos para seguir buscando que era lo que queríamos, conociendo a otros empresarios y participando activamente en un proyecto de ecoturismo en nuestra comarca, el Nordeste de Segovia.

Los primeros pasos surgieron al unir nuestras dos grandes pasiones, el deporte y la naturaleza, a partir de ahí quisimos crear algo que llegara a todo el mundo, que todos pudierais disfrutar del ejercicio en la naturaleza pero de una manera diferente a la que ya existe, que fuera divertida y novedosa, por eso elegimos la Marcha Nórdica.

Vale, es mucho decir todo el mundo, pero sí que mucha gente tanto de la zona como de fuera pudiera probar nuestra actividad.

No lo vamos a negar, al contario, estamos agradecidísimas, hemos tenido mucha suerte porque por el camino hemos encontrado formaciones, apoyos y gente que nos ha ayudado mucho a ir rodando, dando forma y preparando este proyecto.

Muy bien ya teníamos todo en el papel y parecía genial pero había que empezar a andar, como cuando eres pequeño soltarte y aunque tengas miedo, soltarte e intentarlo.

Y así lo hicimos en diciembre del 2020, aun con importantes restricciones y cambios frecuentes de normativa por fin empezamos. Con muchísima ilusión y esas mariposas en el estomago de cuando haces algo por primera vez. Sensaciones increíbles que te recuerdan que estás vivo, que hagas lo que hagas, que sea con pasión y ganas y a nosotras de eso no nos falta.

Así que aquí esta Territorio Rampinge, en Castrillo de Sepúlveda, muy cerca de Madrid. Es sobre todo salud, pero también es motivación, autoestima, diversión, deporte, naturaleza, desconexión y risas, muchas risas. Algo cambia después de haber pasado por Territorio Rampinge.

Te esperamos con los brazos abiertos y los bastones preparados, convencidas de que te gustara tanto el formato de “Marcha Nórdica con recompensa” que es de lo que se tratan nuestras Experiencias como el formato de nuestra Escuela, donde las clases enganchan desde el primer día. Ven a probarlo, que no te lo cuenten.

 



Leave a Reply

Abrir chat